“Plan Cóndor” judicial; destaca a José Mujica como una de sus víctimas. El jurista argentino Raúl Zaffaroni considera que se está llevando a cabo DESPRESTIGIAR SERÍA LA CONSIGNA

Resultado de imagen para mujica

El jurista argentino Raúl Zaffaroni considera que se está llevando a cabo una especie de “Plan Cóndor” judicial; destaca a José Mujica como una de sus víctimas.

El jurista argentino Raúl Zaffaroni escribió una columna en Página 12 relacionada al accionar judicial sobre los líderes de la región. Para Zaffaroni, hay un intento de desprestigiar a aquellas personas que trabajan para generar un cambio en la región y puedan “ofrecer alguna resistencia electoral al avance del totalitarismo corporativos que sufren nuestros países”.

Como víctimas de esa estrategia, cita a Cristina Fernández, a Fernando Lugo, a Lula y a José Mujica, con el caso de las llamadas tupabandas y de los libros que se han escrito.

Luego de dejar constancia de la austeridad de Mujica, Zaffaroni escribe: “La cuestión empezó con la publicación de tres panfletos llamados ‘libros’, de esos que escriben ‘periodistas’ y que al poco tiempo se venden al por peso en las librerías de viejo, que vinculan a Mujica con asaltos cometidos por ex-tupas en los años noventa, que fueron por cierto aprehendidos y condenados en su momento. A los ‘libros’ de los periodistas se sumaron las declaraciones de un ex-policía, jefe del equivalente a nuestra sección ‘robos y hurtos’ en tiempos de la dictadura, cuyo segundo fue condenado, precisamente, por torturas a tupas. Este fue el material con el que la minoría opositora pretendió crear una comisión investigadora en el Senado, desbaratada por el discurso del propio Mujica, que ni sus enemigos se animaron a responder. Pero con esos mismos elementos se insta a una fiscal para que reabra las causas cerradas hace décadas”.

Zaffaroni que el objetivo del “nuevo totalitarismo corporativo transnacional” y sus aliados es el de desprestigiar a la política y, paralelamente, a la justicia, la que lleva la peor parte: “No sólo nadie tomará en serio en el futuro las decisiones de jueces que se prestan a reemplazar funcionalmente a los baúles de los ‘Falcon’, sino que corre el riesgo de extender la duda respecto de la totalidad de los jueces”.

FUENTES DE CARAS Y CARETAS

Entrevistas en uruguay y el mundo con JOSE PEPE MUJICA 52 VIDEOS VER CLIK ACA 

La posverdad y el Cóndor

Por Leandro Grille.


Los métodos cambian y se adecuan a la época, se ajustan a las condiciones objetivas, pero los propósitos son invariables: la historia se sigue moviendo al calor de las contradicciones sociales. La lucha entre el capital y el trabajo, entre empresarios y asalariados, entre poseedores y desposeídos está en la base misma de nuestra civilización y se renueva lo más campante sobre los escombros de la vocinglería negacionista, empeñada en instalar una filosofía cínica de unión y concordia que no interpele un ápice al statu quo.

Con vaivenes y con matices, el nuevo siglo trajo consigo una inflexión política de carácter continental y los movimientos populares de impronta progresista alcanzaron el gobierno en numerosos países de América Latina. Durante algo más de diez años, nuevos elencos adquirieron protagonismo impulsando una agenda alejada de los postulados neoliberales, volcando la balanza en favor de los sectores humildes. El ciclo parecía indestructible, por lo menos mientras la economía acompañara y el voto de la población fuera determinante. A la vez, las fuerzas políticas progresistas se anotaban logros en todos los indicadores relevantes:  economías crecientes, reducción del desempleo y la pobreza, aumento sustantivo de la inversión púbica en educación y salud, entre otros tantos avances indiscutibles. Las fuerzas políticas de la derecha vivían su peor temporada en décadas. Desprestigiados, divididos, divorciados de la sociedad, los principales partidos tradicionales del continente se mostraban incapaces de proponer una alternativa que pudiera entusiasmar a la sociedad y plasmarse en votos.

Sin fuerza electoral y sin ideas superadoras, las elites económicas se enfrentaron al desafío de detener el programa redistributivo por otros medios. La expresión organizada de las fuerzas restauradoras se desplazó de los sistemas de partidos a las empresas de comunicación, fuertemente concentradas en manos de pocas familias y cuya influencia es monumental, en la medida que conforman la mediación obligatoria entre el sujeto en su ámbito doméstico y la dinámica de la realidad. Si se mira con ecuanimidad, el camino de organizar a la oposición desde los medios era, sin dudas, la mejor alternativa de los sectores concentrados y las corporaciones para recuperar el poder político.

Básicamente, esta estrategia se proyecta desde un par de supuestos: para que la oposición de derecha estuviera en condiciones de ganar las elecciones se debía cumplir por lo menos uno de dos extremos, o bien los gobiernos de izquierda hacían las cosas mal para los intereses de las grandes mayorías o bien el relato dominante sobre la realidad convencía a la gente de que todo estaba cada vez peor. Como a la realidad no había con qué darle, porque la multitud vivía mucho mejor que en tiempos de neoliberalismo, el partido había que jugarlo en el plano de la información, difundiendo un pesimismo extremo, amplificando los errores y los problemas y silenciando los aciertos y las conquistas, así fuera censurando, tergiversando, recortando con saña y mala fe y, si era necesario, mintiendo.

Con todo, las propuestas políticas de la izquierda y el progresismo seguían venciendo, elección tras elección. En algunos casos, por márgenes abrumadores. Los medios eran un recurso impresionante, pero, a todas luces, insuficientes. No basta con ignorar los logros y subrayar los errores. No basta con dedicarle horas y horas a cada crimen, no basta con propagar hasta el cansancio el discurso opositor, era necesaria otra vuelta de tuerca. Era necesario encontrar un terreno donde dar la batalla con posibilidades reales de disputar el poder. Era necesario conquistar un poder del Estado y, sobre todo, era necesario conquistarlo sin recurrir al voto. Porque con votos no tiene gracia. El problema está cuando no tenés los votos. Si hace cuarenta años el mecanismo elegido fueron los golpes militares para impedir el avance de la izquierda en el continente, confiando al poder de las armas la resolución de la contradicción capital-trabajo, esta vez operó una estrategia mucho menos evidente y, por ello, políticamente más sustentable: la conformación de un partido judicial actuando en sintonía con los principales medios de comunicación para denostar, perseguir, difamar, destruir e, incluso, encarcelar a los líderes progresistas. En varias repúblicas de América Latina, el tercer poder del Estado, y el único de ellos no electivo, se ofreció como el ámbito idóneo para combatir a los gobiernos progresistas, toda vez que su condición casi académica y manida independencia le cubrían ante la población de una suerte de superioridad moral sobre los sistemas políticos, en los que la lucha por el poder es explícita y, habitualmente, encarnizada.

La estrategia de la pinza desarrollada por las elites para detener el ciclo progresista ha sido la acusación mediática y la imputación judicial. No importa la verdad, sino la verosimilitud. Los hechos denunciados no deben probarse, sino instalarse. La psicología ya demostró que el impacto social de una mentira es irreparable en sentido estricto. La ahora llamada posverdad, en la que la veracidad de los hechos importa menos que su apariencia, conduce la política a un terreno en el que cualquier cosa puede ser dicha de manera impune y sin atenerse a la realidad fáctica, porque el mecanismo de persuasión apela al prejuicio social y no a la racionalidad. Y el prejuicio social se moldea desde los grandes medios, únicos capaces de difundir un relato que alcance a todos los habitantes. De este modo, los medios hegemónicos instalan una prenoción de la realidad y la alimentan con una falsación sistemática y abrumadora, al punto de hacer invisible, salvo para investigadores formados y dedicados, el origen último de la manipulación.

Así las cosas, en toda la región se ha verificado una estrategia restauradora que esconde el contenido programático del proyecto que impulsan y lo suplanta por un discurso penal y moral. Ya no es necesario demostrar que las políticas progresistas son malas o perjudiciales para los pueblos. Hay que instalar que son todos chorros, corruptos, que utilizaron a los pobres para robarse todo, para su beneficio personal. El propósito inmediato es homologar izquierda con corrupción y políticas sociales con clientelismo “populista”. El objetivo estratégico es invalidar a los sectores populares, excluir a las fuerzas contestatarias del sistema de la posibilidad gobernar.  Convertirlas en “malas palabras”, en un cuerpo blando que debe ser extirpado del juego político.

El nuevo Plan Cóndor que sobrevuela la región, del que advierte el prestigioso penalista argentino Eugenio Zaffaroni, opera desde los medios y desde la Justicia. Sergio Moro, un juez cómplice de los golpistas, persigue a Lula y lo condena a nueve años de prisión por un delito sobre el que no ofrece ni tiene ninguna prueba. Ordena no ejecutar la pena, es decir no encarcelar a Lula hasta que el tribunal federal de segunda instancia ratifique o revoque, advirtiendo las consecuencias sociales de una medida de esa naturaleza. La condena tiene un objetivo político: impedir que Lula pueda presentarse en las elecciones –para lo cual debería confirmar el tribunal federal– o perjudicar seriamente sus chances, cuando lidera todas y cada una de las encuestas para primera y segunda vuelta. Al mismo tiempo, la sentencia llega el día después de que el Senado brasileño, por orden del usurpador Michel Temer (del que sí hay abundantes pruebas de corrupción) diera muerte a la legislación laboral brasileña, destruyendo todos los derechos laborales, incluyendo la ley de 8 horas, la negociación colectiva, las horas extras, el derecho a reclamar de los trabajadores, y hasta el aguinaldo en algunos casos. Es tan brutal la reforma laboral de Brasil que el retroceso es prácticamente de un siglo. Y los legisladores que la votaron están en su mayoría imputados por corrupción, bajo el mando del más corrupto de todos, Michel Temer.

En Argentina, la expresidenta Cristina Kirchner lidera las encuestas de intención de voto en la populosa provincia de Buenos Aires para las elecciones de medio término, donde se define el panorama político del país porque concentra 40% del electorado nacional. Diariamente los mismos fiscales y los mismos jueces lanzan pronunciamientos en avalancha pidiendo procesamientos, detenciones e indagatorias de las figuras del kirchnerismo, que son abundantemente amplificadas por los principales medios, que no tienen pudor en ocultar el deterioro social pavoroso que han provocado 18 meses de medidas neoliberales impulsadas por el presidente Macri. Si antes de las elecciones de 2015, la campaña electoral se vio sacudida por la acusación de un triple asesinato al principal candidato del kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires –acusación que luego quedó en la nada, porque se hizo sin una sola prueba–, ahora un juez ultramacrista se propone citar a indagatoria a la propia Cristina Kirchner por traición a la patria, debido un memorando de entendimiento con Irán por el caso AMIA, que fue aprobado por el Congreso, que nunca fue aplicado y que además no incluía ninguna ventaja judicial para los imputados iraníes, como aclaró el propio director mundial de Interpol.

En Uruguay se sigue el mismo libreto. Los medios amplifican acusaciones que luego pretenden ser judicializadas. Periodistas, mandaderos, políticos sin votos se prodigan en acusaciones al voleo, fotos trucadas, reclamos de investigaciones, para luego presentarse ante el Poder Judicial con la finalidad de que los líderes de la izquierda terminen paseando por los juzgados. La verdad, nuevamente, no importa. La prensa miente todo el tiempo. Los canales de televisión mienten. Las redes se llenan de perfiles falsos. En Twitter, en Facebook, todo se tiñe de mentiras y afirmaciones que buscan estimular el fascismo social y los prejuicios. El proyecto es inconfesable. Si la derecha obtiene el poder, va a avanzar con la misma brutalidad que en los  países vecinos. Pero para obtenerlo precisan algo más que silenciar que la economía crece, que el desempleo baja, que el salario real continúa aumentando, que la inflación cae por debajo del rango meta, que los uruguayos hemos alcanzado un ciclo de estabilidad económica y progreso social histórico; necesitan convencer a la gente de un relato mentiroso que muestre la realidad como un desastre moral, político y social, y a los principales referentes de nuestra izquierda como delincuentes y corruptos.

Por Leandro Grille.

FUENTE DE CARAS Y CARETAS

El Parlamento habrá de renovar el Consejo Directivo de la Ins Nacional de DDHH y Defensoría del Pueblo.

imagen del contenido Crysol: Más y mejor INDDHHResultado de imagen para museo de la memoria en montevideo

En las próximas semanas el Parlamento habrá de renovar el Consejo Directivo de la Institución Nacional de DDHH y Defensoría del Pueblo.

Creada por la Ley 18 446 de diciembre de 2008, es una unidad dependiente del Parlamento pero autónoma con el cometido específico de defender y promover los DDHH. En estos días finalizan su mandato los primeros directivos que la misma ha tenido. Dejan una institución funcionando y establecida. Salvo hechos puntuales que han merecido reparos formulados por escrito, como corresponde, por parte de Crysol, el balance es ampliamente favorable y positivo.

La libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana, como reza el Preámbulo de la Declaración Universal de los DDHH. La plena vigencia e implementación de las normas ya establecidas y aprobadas es un salto sustancial en la calidad de vida de la ciudadanía. La creación de la INDDHH ha sido un elemento importante, más allá de los logros y/o fracasos, del mejoramiento de la calidad de vida de la institucionalidad democrática.

Dados algunos comentarios que han aparecido en la prensa en las últimas semanas y que desnudan una muy escasa cultura en el plano de la normativa en este plano, es necesario reiterar, una y otra vez, que las normas de DDHH han sido aprobadas para proteger a los ciudadanos de los abusos que suelen cometer los Estados y sus funcionarios. Es el sentido básico y esencial de dichas normas: proteger a los ciudadanos de los agentes estatales, de milico y de paisano. Las acciones de los privados, individuales o colectivos, se rigen por las leyes generales de los diferentes códigos. Esas acciones son un ámbito exclusivo de la justicia.

La INDDHH es una gran herramienta de la democracia para afirmar las normas destinadas a dignificar la vida de todas las personas. Es un instrumento fundamental y decisivo para aquellos ciudadanos más vulnerables, más desprotegidos, que no tienen acceso a la propia organización, a conocer, reclamar y demandar derechos.

La integración del próximo Consejo Directivo no es, por lo mismo, un tema menor para quienes apostamos a fortalecer la institucionalidad democrática del país para seguir avanzando. Sus futuros integrantes deben tener un sólido y efectivo conocimiento y compromiso, indubitable, con las normas de DDHH, en lo declarativo y también en cuanto al compromiso de vida. La dictadura cívico militar y su terrible legado sobrevuela a la hora de promover, apoyar y examinar candidaturas. No hay justificaciones ni explicaciones para las graves violaciones a los DDHH. Quienes las aplican para el pasado reciente pueden reiterarlas para el presente y el futuro. Y ser un peligro si integran el órgano de conducción de la institución que tiene que defenderlos.

Vivimos en democracia y existe plena libertad de conciencia y de expresión. Quienes hasta el día de hoy, a pesar de las múltiples evidencias en contrario cultivan la "teoría de los dos demonios" para explicar el proceso uruguayo, están en su legítimo derecho, sin importar su sexo, adhesión político-partidaria, trayectoria académica o religiosa. La dictadura cívico militar fue una verdadera tragedia para el país. La "teoría de los dos demonios" es la excusa de los golpistas para disminuir las culpas por lo ocurrido. En Uruguay hubo un solo demonio desatado: el terrorismo de Estado.

Continuidad y desequilibrio de género femenino

Tal como lo recomienda la propia ley sería recomendable que existiera continuidad entre el Consejo directivo saliente y el nuevo para que no haya que recomenzar de cero. La experiencia acumulada es importante. El Parlamento debe tener muy presente este criterio al igual que lo reclamado por decenas de organizaciones sociales: sería sumamente positivo mantener el actual desequilibrio de género, es decir que haya mayoría femenina, nuevamente, en el próximo Consejo Directivo. Esta integración le hizo bien al anterior Consejo Directivo y demostró que un organismo con mayoría de integrantes mujeres puede funcionar perfectamente, aunque aún haya resistencias en el Parlamento para aceptarlo.

Son insumos básicos a tener en cuenta, junto con la necesidad de seleccionar integrantes que pongan de manifiesto su disposición a trabajar efectivamente, de manera comprometida, por la causa de los más desvalidos, demostrando independencia de criterio y disposición a hacer frente a las potenciales presiones que puedan ser recibidas, tanto desde el poder como de los medios de comunicación.

El desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad. Con el propósito de contribuir activamente al fortalecimiento de la Institución Nacional de DDHH y Defensoría del Pueblo, Crysol presentó formalmente cuatro candidatos para el proceso eleccionario de nuevas autoridades. Tres de los candidatos son mujeres. Queremos Verdad, Justicia, Memoria y Reparación para el pasado reciente como lo establece la Resolución 60/147 de las Naciones Unidas, para que los hechos no vuelvan a reiterarse. Estamos comprometidos con el fortalecimiento de la institucionalidad democrática, con el presente y el futuro. Y con los más vulnerables. Por eso más y mejor INDDHH.

Reunión con Economía



En la mañana del miércoles 12, una delegación de Crysol se entrevistó con el Subsecretario de Economía y Finanzas,  Ec. Pablo Ferreri. Los temas abordados fueron: exoneración de IVA para el Memorial de Libertad, rechazo de  Crysol al artículo 269 del proyecto de rendición de cuentas  (modifica negativamente el funcionamiento de la Comision Especial ley 18 596), amparar lesiones graves, modificación ley 18 033 (per sin exclusiones, sumar jubilaciones y pensiones) y contemplar cónyuges de ex pres@s políticos.

FUENTES DE  (Uypress)-


jwl

Herrero: “se está dando un proceso de reconvertir el discurso de la dictadura y buscar olvidar”



“En América se está dando un proceso de reconvertir el discurso de la dictadura y buscar olvidar”, según la directora del Banco Nacional de Datos Genéticos de Argentina, Mariana Herrero. Herrero llegó a Uruguay para una actividad de la Fundación Vivian Trias en conmemoración de los 30 años del Banco que permitió el reconocimiento de […]

“En América se está dando un proceso de reconvertir el discurso de la dictadura y buscar olvidar”, según la directora del Banco Nacional de Datos Genéticos de Argentina, Mariana Herrero.

Herrero llegó a Uruguay para una actividad de la Fundación Vivian Trias en conmemoración de los 30 años del Banco que permitió el reconocimiento de cientos de hijo y nietos de detenidos desaparecidos durante la dictadura.

En dialogo con Informe Nacional sostuvo que desde distintos ámbitos se propone un mensaje de “reconciliación” entre el pueblo y los militares que es imposible pensar “luego de tanto daño causado” y “hasta que no hablen y digan la información que saben”.

Herrero señaló, además, que este discurso no surge solo del ámbito político, y prueba de ello es el fallo de dos por uno que daba la posibilidad de libertad a genocidas de la dictadura Argentina.

Este discurso no solo prolifera en Argentina, dijo en referencia al discurso del diputado Jair Bolsonaro, quien durante la votación del impeachment a la expresidenta de Brasil Dilma Roussef dedicó su voto al coronel Carlos Brilhante, uno de los torturadores de Rousseff cuando estuvo presa durante la dictadura brasileña.

Escuchar a Mariana Herrero CLIK ACA:

FUENTES DE  RADIO URUGUAY

Foto: nodal.am

Así murió en Florida el detenido en dictadura Pino Garín



Parte del documento de la Comisión especial de la Ley 18.596.

Fallecimiento

Fecha de muerte: 16.06.1982.

Lugar: Batallón de Ingenieros de Combate Nº 2 en Florida.

Circunstancia: Juan Alfredo Pino Garín había cumplido la totalidad de su condena, dos meses antes de su fallecimiento, el 23 de abril de 1982. Sin embargo y aunque tenía la Libertad Definitiva firmada es conducido bajo Medidas Prontas de Seguridad al Batallón de Ingenieros de Combate N° 2 en Florida. La familia, paralelamente, había gestionado su asilo en Suecia donde lo recibían como refugiado.

A pesar del contexto favorable, su reclusión en el Batallón se prolonga, falleciendo según el Gobierno por: “Autoeliminación por ahorcamiento”.

Certificado de defunción: Firmado por el Dr. Jaime Peña, N° 040058.

Autopsia:

Testigos:

Testimonios: Entrevista a Jorge Selves Lawlor realizada en el campamento de Refugiados de Moheda (Suecia) por la redacción del Semanario “Causa del Pueblo”

(19.09.1983, p. 9): “(…) Soy un detenido bajo el régimen de Medidas, por lo tanto no puedo estar en el Penal, con otros presos. Me llevan a la barraca del Penal. Luego, me sacan definitivamente del Penal y me llevan al Batallón de Ingenieros de Combate Nº 2 de Florida. Me encierran en un sótano, totalmente aislado, desnudo, mojado
constantemente. Este “tratamiento” se extiende durante seis meses. (…). Al tiempo, llevaron al sótano a Juan Pino Garín y fui testigo de su muerte. (…).

Fui testigo de cómo sucedió. Fue en el Batallón de Ingenieros de Combate Nº 2 en Florida. Él llegó el 9 de junio de 1982. Había cumplido 10 años de reclusión en el piso 2 sector B, y lo traen al cuartel a cumplir Medidas Prontas. El compañero estaba bajo medicación desde 1977; la dosis de sicofármacos que recibía era muy alta.

Apenas llega al cuartel, pide por un enfermero o médico, que no vienen, y plantea claramente a la guardia que necesita la medicación, a más tardar, para la noche. No le hacen caso. Yo veo, y siento que el compañero empeora hora a hora, día a día, a medida que la medicación no llegaba. Entre el cuarto y quinto día comienza a sufrir alucinaciones, cada vez su situación era peor. Pero yo no llegó a ver la posibilidad de autoeliminación entre otras cosas, porque estábamos con la ropa puesta y no había elementos materiales para autoeliminarse.

En la madrugada del 16 de junio, exactamente a las 5.30, entra el guardia a retirarnos el colchón. Esa noche, Juan había pasado muy mal, pasó pidiendo a la guardia, totalmente descontrolado. Yo no pude dormir, intentaba hablarle, calmarlo, pero ya no me escuchaba. Al entrar el cabo de guardia y al pasar frente al calabozo de Juan, se paró, abrió los brazos y quedó paralizado con una cara de terror indescriptible. Sólo atinaba a mirarme a mí y a mirar hacia arriba de la celda de Juan.

Ahí me doy cuenta de qué sucede, y le empiezo a gritar, para que me abra la reja, le grito que me deje salir, que voy a intentar hacerle respiración artificial. El guardia no contestaba, seguía sin reaccionar. Continúo inmóvil, durante cinco minutos, y luego, poco a poco, retrocedió y fue hasta la puerta del sótano y comenzó a llamar a la guardia externa. Recién a la hora lo bajaron.

El médico, que hasta entonces nunca había venido, diagnosticó muerte por desnucamiento. Juan usaba una faja vasca, y con ella se autoeliminó. Yo hice un acta sobre estos hechos y la ratifique ante el juez militar, al cual me llevaron a declarar.

Dije más detalladamente lo que les cuento ahora, y señalé quiénes eran los responsables directos de este crimen.”

FUENTES DE FLORIDADIARIO

Qué hizo cada uno el 9 de Julio de 1973 Políticos Prensa Militares.Empresarios

La imagen puede contener: una o varias personas, multitud y exteriorResultado de imagen para el 9 de Julio de 1973Resultado de imagen para el 9 de Julio de 1973Resultado de imagen para el 9 de Julio de 1973Resultado de imagen para el 9 de Julio de 1973Resultado de imagen para el 9 de Julio de 1973Resultado de imagen para el 9 de Julio de 1973Resultado de imagen para el 9 de Julio de 1973
Resultado de imagen para el 9 de Julio de 1973Resultado de imagen para el 9 de Julio de 1973


Un breve repaso de los hechos ocurridos el 8 y 9 de Julio de 1973 permite recordar cómo se comportaron los actores políticos, los empresarios, la prensa y los militares.

Mientras la CNT, la FEUU, la Universidad, el Frente Amplio y los sectores democráticos del Partido Nacional llamaban a enfrentar la dictadura y a la manifestación del 9 de Julio. Un joven diputado colorado, Julio María Sanguinetti, se distanciaba de la movilización y de la concertación política para enfrentar a la dictadura y decía al diario El País, sobre la marcha y sobre el Frente Amplio y el Partido Nacional: “No tenemos nada que ver con ese entendimiento y es resolución oficial de nuestro grupo no participar de ninguna actividad conjunta con grupos no democráticos”.

El diario El País oficiando desde el principio como vocero de la dictadura alertaba en tapa, un día antes de la marcha: “Cesarían esta semana a los funcionarios omisos”, es decir, amenazaba con el despido a los huelguistas que defendían la democracia.

La Asociación de Bancos también anunciaba que los trabajadores que siguieran defendiendo la democracia serían despedidos y en el mismo tono se pronunciaban 13 empresas privadas. Preparando la marcha caía asesinado el joven estudiante Walter Medina.

8 de Julio de 1973

– El País titula: “Cesarían esta semana a los funcionarios omisos”.

– Comunicado de las Fuerzas Conjuntas exhortando a los trabajadores, especialmente a los bancarios, a reintegrarse al trabajo.

– Emplazamiento y apercibimientos a los trabajadores por parte de las empresas privadas: Fabuca, Funsa, Seguro de Enfermedad para los trabajadores de la Aguja, Asignaciones Familiares, Centro Cinematográfico del Uruguay, APSA, Molinos Gramón, Banco de Seguros, Abal Hnos., Cía. Industrial de Tabacos, Montepaz, Frigonal, Inca y Compañía Oleaginosa Uruguaya.

– Comunicado Nº 103 de las Fuerzas Conjuntas:

“Se cita a la Comisión Directiva de Adeom a presentarse en el Regimiento de Caballería Nº 4 (…) el día lunes a los efectos de tratar problemas que afectan el normal desarrollo de las actividades municipales”.

– Apercibimiento de la Asociación de Bancos del Uruguay:

” (…) Todo aquel que no estuviese en su lugar de trabajo, a la orden de las empresas en la fecha indicada, se considerará que ha hecho abandono del cargo (…)”

– El País entrevista al Dr. Julio María Sanguinetti, quien declara: “(…) hemos manifestado una posición contraria a los sucesos del 27 de junio”.

Preguntado acerca de si su sector político ha tomado contacto con otros sectores como el Frente Amplio y el Partido Nacional, responde: “No tenemos nada que ver con ese entendimiento y es resolución oficial de nuestro grupo no participar de ninguna actividad conjunta con grupos no democráticos”.

– El directorio interventor del Banco República resuelve instruir sumario a 44 funcionarios.

– Walter Eduardo Medina (de 16 años) muere víctima de un disparo efectuado por un integrante de las FFCC (Guardia Republicana José Ricardo Cisneros) en momentos que escribe sobre un muro “consulta popular”.

El ministro del Interior –Cnel. Bolentini– afirma que “se afianza la situación”, agregando que “hay detenidos, por sólo el tiempo suficiente para que no entorpezcan la normalización en el ámbito en que actúan”.

– Las Iglesias Católica y Protestante definen públicamente su posición ante la situación política.

El Obispo y su Consejero de Presbiterio de Montevideo, destacan “(…) como institución ella no ha de asumir ningún compromiso político concreto, sin perjuicio de que cada cristiano deba sí asumirlo y así se lo exige (…)”.

La Federación de Iglesias Evangélicas del Uruguay (protestantes) convoca a “gobernantes y gobernados a comprometerse sinceramente en la urgente tarea de crear condiciones de reconciliación”.

– En partido frente a Ecuador, triunfa Uruguay por un gol a cero (Fernando Morena) por la clasificación para el Mundial de 1974.



9 de julio de 1973

– Se reanudan reuniones de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande. Pintos Risso preside la delegación uruguaya.

– Aumenta el precio de la carne y continúa la venta del producto congelado.

– La Caja Nacional de Ahorro Postal instruye sumario a los trabajadores ausentes.

– Emplazamiento a los trabajadores de Ferrosmalt Siam, Cutcsa, Compañía Oleaginosa y Banco de Seguros.

– Durante la tarde (hora 17.00) manifestación popular por la Avenida 18 de Julio en contra de la dictadura. Se producen enfrentamientos y una fuerte represión.

Según comunicado de las Fuerzas Conjuntas hubo “4 heridos, 23 contusos y 418 detenidos”.

Entre estos últimos se encuentran los generales Líber Seregni y Víctor Licandro y el coronel Carlos Zufriategui.

– Comunicado Nº 19 de las Fuerzas Conjuntas:

“Turbas organizadas trataron hoy de dar una asonada en el centro de la ciudad, fueron reprimidas por fuerzas Policiales y Militares.

Asimismo, por haberse constituido en el local que ocupa el diario El Popular un centro de resistencia de dichas turbas, el mismo fue ocupado militarmente habiéndose efectuado la detención de aproximadamente 100 personas.

Este hecho se produce justamente en momentos en que la mayoría, tras sendos plebiscitos por voto secreto, ha resuelto reintegrarse al trabajo en un clima de pacificación creciente. Queda sí en evidencia un desesperado e inútil intento de evitar el irreversible retorno a la normalidad”. *

FUENTES DE LA RED21